MECHAS BALAYAGE

Las mechas para todo tipo de pelo que le darán luz y brillo
Una de las tendencias de coloración actuales más populares son sin duda las mechas balayage. Esta técnica, creada en Francia durante los años 70 y popularizada en los 90 consigue distribuir de una manera más luminosa los reflejos de color de nuestro cabello, degradando el color a tonos similares desde la raíz a las puntas.
El contraste entre el color de pelo base y el aplicado por tinte no suele ser muy diferente, puesto que la técnica busca potenciar la luminosidad y no contrastar colores, de manera que parezca lo más natural posible. Además, se puede encontrar una tonalidad natural de brillo sea cual sea tu color original.
En Alaire primero estudiamos tu pelo y cómo se reflejan tus mechones ante la luz y cuidadosamente, seleccionamos varios puntos donde iluminar tu cabello para resaltar el color sin dejar de lado el aspecto natural.  Las mechas balayage potencian la belleza de la cara al iluminar el rostro, el foco de atención pasa a estar en tu contorno.

En lugar de separar secciones individuales de pelo según el método tradicional de las mechas (con papel de aluminio), tiñendo desde la raíz a las puntas y envolviéndolas en papel de aluminio, los mechones se sujetan suavemente con una mano y se van tiñendo con un movimiento similar a barrer. Esto hace posible la creación de mezclas de color de varias intensidades, dando como resultado un look muy vivo. La raíz permanece intacta; el color se aplica en los largos y especialmente en las puntas, en particular en las secciones que rodean la cara. De esta manera se consiguen impresionantes efectos y los contornos se enfatizan. Las transiciones entre los mechones teñidos son fluidas y suaves, haciendo que el resultado sea muy natural, y siempre adecuado a quien lo lleva.

Los contrastes más delicados o más pronunciados se crean aplicando selectivamente el color, reduciendo o incrementando visualmente el volumen de acuerdo a las preferencias y al tipo de cabello. Por no mencionar que la interacción de los tonos claros y oscuros también produce un favorecedor efecto countouring. Así que esta tendencia aplicada al maquillaje también sirve para el cabello. Las áreas que se quieran resaltar, como los pómulos, se acentúan con un tono claro a esa altura. Por otra parte, las zonas más oscuras del pelo pueden aplicarse hábilmente para estrechar la cara. El rostro puede ser moldeado y perfeccionado gracias a la aplicación intencionada de las mechas. 

Citas